Recuerdo… Aquellos atardeceres desde la terraza a cuatrocientos metros sobre el nivel del Atlántico. Botones en el ojal equivocado y Besos que fueron extraviados. Calmarme el dolor de amor […]

Leer más